fbpx

El uso de la firma electrónica en el sector inmobiliario se ha extendido recientemente, puesto que supone una fantástica herramienta para agilizar y facilitar determinados procesos.

A continuación, te revelamos en qué consiste exactamente este recurso y cuáles son sus ventajas para una agencia inmobiliaria.

¿Qué es la firma electrónica?

La firma electrónica consiste en un conjunto de datos que identifican al firmante en formato digital.

Su validez es la misma que la firma en papel, aunque es cierto que incluye diferentes grados de seguridad en lo que se refiere a la identificación del firmante.

Los diferentes tipos que existen son los siguientes:

  • Firma electrónica simple. Se trata de la verificación que se lleva a cabo mediante un usuario y contraseña o a través de un número PIN que se envía al móvil por un SMS. En este caso, el nivel de seguridad es más bajo, puesto que no existe evidencia de quién ha firmado el documento.
  • Firma electrónica avanzada. Con este tipo se asocia de manera única al firmante con su firma. Lo normal es realizarla mediante un trazo, como si se firmase en un documento de papel.
  • Firma electrónica calificada. Proporciona el grado máximo de seguridad. Se emplea un certificado calificado por parte de un proveedor público o privado. Ejemplo de ello es el certificado digital emitido por la Administración.

Debemos advertir que cuando en una agencia inmobiliaria se recurre a la firma electrónica para documentos relevantes, se emplea aquella que ofrece la mayor seguridad.

Ventajas de la firma electrónica para inmobiliarias

Las ventajas de la firma electrónica en agencias inmobiliarias son las siguientes:

  • Supone una gran facilidad para aquellas agencias enfocadas en compradores internacionales, puesto que los clientes podrán acceder a la firma de documentos desde cualquier lugar.
  • Evita desplazamientos innecesarios. El cliente recibe en su email toda la documentación y podrá formalizar su aceptación a través del propio correo electrónico, o bien, en la tablet o smartphone. Lo habitual es que no sea necesario descargar ningún tipo de software o app.
  • Se reducen costes, puesto que evita el uso de tinta, papel, impresora, etc.
  • El almacenamiento de datos no será en papel, sino en formato digital. Por ello, no es necesario mantener en la agencia un gran número de carpetas que ocupan espacio.
  • Garantiza la integridad del documento firmado, es decir, asegura que el contenido de un contrato no ha sido modificado.
  • La seguridad es mayor. Tener todos los papeles y documentos guardados en un único lugar evitará que estos se extravíen.

Uso de la firma electrónica en agencias inmobiliarias

Los principales usos de la firma electrónica en las agencias inmobiliarias son los siguientes:

Firma de contratos de reserva y de arras

A través de la firma electrónica es posible llevar a cabo la formalización de contratos de reserva de viviendas en venta. Por otro lado, los contratos de arras dejan constancia de las obligaciones que tienen las dos partes de la compraventa.

Firma de contratos de compraventa

En los contratos de compraventa la digitalización no solo permite la firma, sino que es posible adjuntar de forma sencilla toda la documentación necesaria. Sin duda, es un recurso que agiliza y facilita el proceso.

Firma de escrituras públicas

La firma de escrituras públicas es válida y reconocida por la Administración. El hecho de permitir la formalización de contratos de una hipoteca de este modo supone un gran avance.

Firma de contratos de alquiler

En la actualidad, los contratos de alquiler también pueden realizarse a partir de la firma electrónica, independientemente de cuál sea su tipo y duración.

Firma de pólizas del hogar

Consiste en la firma de seguros de hogar, los cuales se realizan cuando se compra una vivienda que se financia a partir de un préstamo hipotecario.

Digitaliza las transacciones inmobiliarias con la firma electrónica

Las transacciones inmobiliarias consisten en el conjunto de operaciones que se llevan a cabo dentro de una agencia. No solo nos referimos a la compraventa de inmuebles, sino también a los documentos de ofertas de compra, compromisos de venta, inventarios, etc.

La digitalización documental ofrece una serie de ventajas para las agencias. Algunas de ellas, como el ahorro de espacio y la protección de los datos, las hemos mencionado anteriormente. Además, debemos sumar que el tiempo de consulta de datos es menor.

La recopilación de transacciones inmobiliarias en formato digital permite acceder a un dato específico de forma rápida a partir de los diversos atajos que nos proporciona el ordenador. Como consecuencia, los agentes aumentarán su productividad y no tendrán que buscar información a través de miles de carpetas y documentos físicos.

Respecto a la legalidad, podemos afirmar que la firma electrónica es legal dentro del sector inmobiliario en España y otros muchos países. La tecnología que se emplea cumple con la normativa nacional europea y con los estándares internacionales de seguridad.

Conclusión

La firma electrónica supone una gran ventaja dentro del sector inmobiliario, por lo que cada vez son más las agencias que la emplean para agilizar ciertos trámites y, de este modo, ofrecer un servicio más eficaz al cliente.

El grado de seguridad de la firma que se utiliza para los documentos de una inmobiliaria (contratos de compraventa, alquiler, de arras, etc) es máximo, por lo que no hay riesgo de que no se reconozca la identificación del firmante.

Enlace a la fuente original.