fbpx

Como todos sabemos, la pandemia conllevó una serie de cambios en el comportamiento humano que todavía hoy se mantienen. Uno de ellos ha sido el interés por abandonar las ciudades para ir a vivir a zonas rurales.

Mudarse a la periferia, sin embargo, no ha sido sólo una nueva tendencia en España, donde el 22% de la población busca vivienda en zonas rurales; en todo el planeta ha habido un auge nunca antes visto por abandonar las urbes en pro de ir a vivir a áreas con poca densidad de población.

Esta tendencia extendida, como decimos, ya en todo el mundo, se ha hecho especialmente notable en Corea del Sur, donde cientos de miles de ciudadanos han decidido mudarse a entornos rurales. De hecho este movimiento se ha hecho tan viral que tiene hasta nombre: se denomina “Kwichon”.

Te contamos en qué consiste este fenómeno tan viral que pronto podría llegar a España. ¿Nos acompañas a descubrirlo?

 

¿Qué es el Kwichon o la tendencia de mudarse a zonas rurales?

Kwichon significa literalmente “regreso a lo rural”, por lo que se trata de un término que no deja lugar a dudas sobre qué comporta llevarlo a la práctica. Proviene de la República de Corea, más conocida como Corea del Sur, un país con casi 52 millones de habitantes y una densidad de población muy elevada, de más de unos 519 habitantes por kilómetro cuadrado.

De hecho, sólo en el área metropolitana de la capital, Seúl, se concentran casi 25 millones de habitantes (casi la mitad de la población de la República). Ello, unido a la altísima densidad de población, y a la industrialización de sus ciudades, ha llevado a los habitantes de las grandes urbes a mudarse a las zonas rurales del país.

El gobierno surcoreano ha sido el principal impulsor de esta nueva tendencia. Y es que, como ha pasado en España, donde casi el 40% de los municipios están en riesgo de despoblación, Corea del Sur ha sufrido durante años -y sigue haciéndolo- una situación similar.

 

¿Mudarse a zonas rurales: el futuro de la población mundial?

De la misma manera que el Gobierno español ofrece ayudas contra la despoblaciónel de Corea del Sur lleva años aplicando estrategias para evitar la superpoblación en las grandes ciudades como Seúl y, en consecuencia, impulsando hacer vida en el campo.

De hecho, la alta densidad de población hizo que en Corea del Sur, que ocupa el puesto 28 en el ranking de población mundial, la propagación de la pandemia fuera mucho mayor que en otros países. Este fue uno de los principales motivos por los cuales el gobierno del país decidió tomar medidas drásticas.

De hecho, según un estudio publicado recientemente por la BBC, más de 515.000 personas abandonaron Seúl en 2021 para mudarse a pueblos rurales o pesqueros, lo que supone un 4,2% más que en 2020, cuando muchos habitantes ya empezaron a dejar las ciudades. De éstas casi la mitad tenían menos de 30 años.

Desde entonces la tendencia se ha mantenido y todo apunta a que así seguirá en los próximos años. Y es que muchos jóvenes, principalmente de Seúl, aunque también de otras grandes ciudades del país, terminan sus estudios universitarios y encuentran trabajos precarios que les impiden vivir como les gustaría.

A los sueldos precarios se une el alto precio de la vivienda en Seúl, la masificación de las ciudades y el estrés que todo ello conlleva. Una situación similar a la que vivimos en nuestro país.

 

Por ello, el Ejecutivo español está tomando medidas similares a las del gobierno surcoreano, entre las que se encuentran numerosas ayudas y subvenciones para todas aquellas personas que decidan mudarse a pueblos de la España vaciada.

Enlace a la fuente original.